Monólogos mentales manifestados en realidades oníricas

[youtube:http://youtu.be/FuvWc3ToDHg%5D
Sueños proliferan estas últimas semanas, la rutina sabática me entrega epifanías y desmotivaciones constantes. Un sueño en particular me incómodo, el sueño creo que se desenvolvía en mi pieza o un lugar muy parecido a ella, estaba diciéndole algo a una persona que misteriosamente oscilaba entre mi madre y un señor que desconozco, le hablaba a esta doble persona sobre mi vida, sobre la vida que estaba llevando, sobre la realidad en la cual estaba estancado e inmerso, lo que quería hacer con mi vida, lo que quería expresar, descubrir, amar, experimentar, etc; era uno de esos monólogos mentales que constantemente se reproducen en tu mente solo que ahora se lo decía a un extraño ser etéreo y en un escenario con la otredad mucho más real, hablaba de mis frustraciones, mis problemas, mis trabas mentales, todo esto diciéndolo de una manera muy extasiada o exaltada, quizás era pasión. Recuerdo la última línea de este monólogo onírico, que decía algo más o menos así: “quiero vivir, quiero mejorar, el problema no son las circunstancias o el entorno que me rodea, lo único que me detiene de hacer todo lo que quiero hacer soy yo mismo…”.  Antes de que terminara el sueño recuerdo haber mirado hacia al lado, hacia mi cama, y había un simpático libro que aparentemente explicaba como expresar nuestras ideas o emociones en el cine, o al menos eso pensé que contenía el libro al mirar su portada.

Mi conciencia se manifiesta desesperadamente hasta en los sueños que nunca tuve pero que ahora comienzo a tener, mi conciencia, mi ser, pide con paciencia que sea, que exprese, que ame, que sienta, que viva, que sea todos nosotros, que vuelva a mi.

Anuncios

Dan Pink en la sorprendente ciencia de la motivación

Derribando el mito de que el principal factor de la motivación laboral es el incentivo monetario. Derribando el mito de que ofreciéndonos una recompensa monetaria nos desempeñaremos mejor en el área de trabajo, cuando muchas veces éste es un factor contraproducente para nuestra creatividad y desempeño. Dan Pink deja en claro que la recompensa monetaria sólo cumple su función de motivador en trabajos mecánicos y monótonos, que no requieren de una actividad cognitiva mayor, trabajos que pueden y están siendo reemplazados por la automatización.

[youtube:http://youtu.be/8SXkUvIzMFw%5D