Todo es un holón

Un holón es algo que es a la vez un todo y una parte. La palabra fue acuñada por Arthur Koestler en su libro El espíritu de la bóveda.

Un holón es un sistema o fenómeno que es un todo en sí mismo así como es parte de un sistema mayor. Cada sistema puede considerarse un holón, ya sea una partícula subatómica o un planeta. En un ámbito no físico, las palabras, ideas, sonidos, emociones y todo lo que puede identificarse es a la vez parte de algo y a la vez está conformado por partes.

Dado que un holón está encuadrado en todos mayores, está influido por que influye a los todos mayores. Y dado que un holón contiene subsistemas o partes está influido a su vez por e influye a estas partes. La información fluye bidireccionalmente entre sistemas menores y mayores. Con esta bidireccionalidad del flujo de información, el sistema empieza a desmoronarse: los todos no reconocen depender de sus partes subsidiarias y las partes no reconocen más la autoridad organizativa de los todos.

Una jerarquía de holones recibe el nombre de holoarquía. El modelo holoárquico puede entenderse como un intento de modificar y modernizar las percepciones de la jeararquía natural.

Los holones junto con los informones se emplean en el estudio de funciones cognitivas asociadas a la conciencia, en determinadas ramas de investigación en informática. En el sentido de autosemejanza, los holones tienen gran similitud con las fractales.
Sigue leyendo

In Lak´Ech – Hala Ken

Los mayas pensaban que todos somos parte integral de un único organismo gigantesco. Los budistas, de igual modo, creen que pertenecemos a una realidad superior, que somos parte de un Todo gigante y que ese Todo está vivo dentro de cada uno.

Según los mayas, el reino mineral, vegetal, animal y toda la materia esparcida por el universo a todas las escalas, desde un átomo hasta una galaxia, son seres vivos con una conciencia evolutiva. Cuando los hombres despertemos y nos demos cuenta de ese único organismo gigantesco, todas las relaciones estarán basadas en la tolerancia y la flexibilidad, se acabarán los juicios y los valores morales, pues el hombre, sentirá a los otros hombres, como otra parte de sí mismo.

Los mayas expresaban ese concepto de unidad en su saludo diario, cuando se encontraban se saludaban diciendo: “IN LAK’ECH“, que significa “yo soy otro tú“, a lo que contestaban: “HALA KEN“, que significa: “tú eres otro yo“.

Publicado por: Yo soy tu vida 

CERN descubre partículas que aparentemente andan más rápido que la luz


Se supone que nada puede superar la velocidad de la luz – una ley de la física que posiblemente podría romperse si los resultados que arrojó una investigación del CERN resultan efectivos.

Los científicos enviaron a un grupo de partículas subatómicas llamadas neutrinos desde la base del CERN en Suiza al laboratorio Gran Sasso en Italia, a 732 km de distancia. Todo bien, excepto que las partículas llegaron una fracción de segundo más temprano de lo esperado.

El resultado, que desafía un siglo de historia de la física, tiene confundidos a los científicos, que pusieron el experimento a disposición de la comunidad para revisarlo.

“Intentamos buscar todas las explicaciones posibles para esto. Tratamos de encontrar un error – errores pequeños, complicados, o efectos distorsionadores – pero no encontramos nada”, dijo uno de los autores del informe, Antonio Ereditato, a la BBC. “Cuando no encuentras nada, lo que haces es decir, ‘bueno, ahora estoy forzado a salir y poner esto bajo escrutinio de la comunidad”, indicó.
Sigue leyendo

Una tarta de manzana

El astrónomo Carl Sagan alguna vez dijo que “para cocinar una tarta de manzana era necesario antes crear el universo entero”. Más allá de lo complicado, imposible en realidad, que sería hornear una tarta de manzana de la nada, lo bueno de esto es que en la tarta de manzana que sí podemos hornear yace todo el proceso del universo que ha hecho posible la creación de una tarta de manzana, desde el primer átomo de hidrógeno hasta el último horno eléctrico. Es decir, en una tarta de manzana podemos conocer todas las cosas que han existido. No tenemos las pruebas de la existencia de dios, pero si podemos afirmar sin lugar a duda que aquello que originó el universo está inevitablemente en cada parte del universo y de esta forma en la tarta de manzana o en la galaxia más cercana se pueden descubrir los secretos de la creación.

Escrito por: Aleister Cromby and Witch

El virus cósmico: la información nos utiliza para evolucionar (y no al revés)

Con la llegada del tercer replicante, depués del gen y el meme, la información podría dejar de necesitar nuestro cuerpo para propagarse, mejorando su algoritmo encarnando en la inteligencia artificial: la autoconciencia de cada bit.

El escritor William Burroughs decía que “el lenguaje es un virus del espacio”, aunque esto suena algo extraño -y Burroughs era un tipo extraño-, es posible que esta frase codifique una profunda epifanía. La información sí vino del espacio originalmente y ha llegado para quedarse (replicarse). Las condiciones están dadas para que precursores del ADN, partículas de nano-cristales autorreplicantes, se generen en nebulosas galácticas, y se ha demostrado que bacterias viajando en meteoros pueden atravesar grandes distancias y podrían haber origindado la vida en la Tierra, pero, más allá de esto, la información de los elementos que se combinaron en los albores de la Tierra para dar lugar a la vida ciertamente vino del espacio: del sol, y a su vez, del centro de la galaxia, ad infinitum. Es posible entonces, extendiendo un poco nuestra visión generacional, decir que:

“La información es un virus que vino del espacio.”
Sigue leyendo