Quizás lo necesite

Quizás necesite este blog porque vuelvo a la rutina extrema, así que vamos a ver si sirve de algo, en caso de que me acuerde de su existencia.

Dejo este post como recordatorio, con la canción de una banda que encontré ayer por YouTubers, existe solo un EP de ellos, pero que pedazo de EP. Lo pueden descargar por aquí gratis.

“Don’t ever stop listening to your heart when everthing goes wrong…and life seems so far away, i can hardly breath, my mind starts to ease.”

Cuando la música te traslada a parajes del imaginario colectivo

Todos alguna vez hemos sentido que cierta música nos traslada a otros lugares, lugares mentales, estos pueden ser reales o creaciones nuestras, que en realidad no son nuestras sino de todos, si entienden lo que intento decir. Ésta es una de las tantas canciones que logran transportarme a dónde no sé mierda, pero lo logra, creo que me transporta al lugar que estoy en ese momento, al presente de mi psique como un todo, y ese lugar es el mejor lugar donde puedo estar, ese es el lugar al que pertenezco, donde me fundo con el resto de las entidades y de repente somos todos lo mismo.

[youtube:http://youtu.be/ESIhneZBMpU%5D

El rey de las extremidades

Se suponía que el disco salía hoy, de manera digital, pero Radiohead volvió a “hacerla” y lanzó su disco un día antes, “The King of Limbs” contiene sólo 8 temas aunque ya andan rumores de que en la versión física del disco vendrá la supuesta otra mitad del disco. Me es difícil ser objetivo con Radiohead, pero lo intentaré, el disco en general se pasea mucho por la electrónica y todo lo que es la experimentación con ésta, sólo basta con escuchar la canción que abre el disco, “Bloom”, para darse cuenta de la experimentación electrónica en la cual se sumergió la banda, además de los toques atmosféricos que tiene el disco y sobre todo la canción que abre el disco. “Give Up The Ghost” se convirtió en mi favorita del disco, era que no, esa penúltima canción tiene la fórmula que Radiohead siempre ha usado y nunca ha fallado, te permite viajar por esos siempre anhelados patrones melancólicos que Radiohead constantemente emana en sus canciones, es como si te llevara a una meditación inconsciente y consciente al mismo tiempo. En síntesis las últimas cuatro canciones del disco son las verdaderas joyas, según mi opinión totalmente subjetiva, los otros primero cuatro temas son muy buenos también, no me malinterpreten, pero si tuviera que elegir me quedo con la segunda mitad.

Cof Cof.
Sigue leyendo